¿Para qué?

¿Para qué Crianza Sabía?

Crianza sabía“Nunca se debe gatear cuando se tiene el impulso de volar”

Hellen Keller

Desde el momento en que pensamos en convertimos en padres, todo cambia, un nuevo ser, indefenso y totalmente dependiente, se convertirá en el centro de nuestro existir… pero, ¿Sabemos que es realmente lo que necesitamos para esta aventura? … ¿Somos conscientes de nuestros recursos y de aquellas habilidades que queremos desarrollar? …  ¿Cuáles serán los ejemplos a dar a nuestros hijos?… ¿partirán de la tradición de nuestro entorno, aunque realmente estén desalineados con nuestras propias personas?… ¿o tendremos el valor de escuchar las llamadas de nuestro corazón?…

La realidad de la mayoría de las mujeres que desean afrontar la maternidad hoy en día, es la separación de su propio entorno femenino, diferencias de criterios, programaciones, barreras emocionales e incluso, en muchos casos, distancia física, contribuyen a ello. El resultado es que el embarazo, el parto y la propia crianza nos hacen sentir desorientadas, perdidas ante algo que nos parece ajeno a nuestra propia naturaleza. Aisladas, con o sin nuestra pareja, vemos el proceso como una difícil escalada, quedando enturbiada su verdadera dimensión y la dicha propia de cada etapa.

Nuestro reto es proporcionar asesoramiento, sostén y formación, para facilitar el surgir de nuestras mejores cualidades (aquellas que emanan de nuestro Ser más puro y amoroso) y siempre desde honestidad con nosotros mismos. Creemos que solamente criando de esta manera, conseguiremos que nuestra sociedad futura se forme teniendo como base el Amor, proyectando así un Mundo más sano y feliz.

Los comentarios están cerrados.